Posiblemente creas que porque llevas a una mujer a la cama y pasas un buen momento con ella, ya tienes las cosas controladas ¿sabías que según un estudio realizada por sexólogos de la Universidad de Kansas y publicada en el último número del Journal of Sex Research, el 68% de mujeres aseguraron haber fingido alguna vez en la cama.

Lo peor que puede parte es caer en la monotonía, o que tu mujer esté más interesada en su teléfono que en ti.

La sexualidad femenina es más complicada que la masculina, ellas no se excitan fácilmente viendo hombres desnudos en una revista, ellas necesitan palabras, canciones, caricias, besos, insinuaciones, juegos, etc.

En este artículo compartiré contigo lo que debes saber para ser un buen amante en la cama.

1. Fantasía y juego de roles

Pregúntale cuál es su fantasía sexual, qué la excita y le apasiona, luego tú puedes preparar una sorpresa y cumplir con sus deseos.

Las mujeres también fantasean y esa es una realidad que muchos hombres no quieren aceptar.

Lo más importante es conocer bien a tu pareja, cuáles son sus temores, deseos, los momentos que más disfruta, las palabras que la encienden, etc.

Y para darte cuenta y saber todo ello, debes ser bueno escuchando lo que ella dice o quiere decir (muchas mujeres dejan que descifres el mensaje).

2. Innovación romántica

La parte romántica es esencial. Para un hombre lo mejor sería que ella inicie el sexo, que lo lleve a la cama y le haga el amor, finalmente, luego de llegar al orgasmo quedarse dormido a un costado. Fin.

Muchos hombres serian felices con eso, pero no una mujer.

Ellas quieren algo más elaborado, más preparado es como pedir matrimonio, no simplemente le dices a tu novia a media mañana cuando estas de compras en el supermercado; “Hey quieres casarte conmigo” Debes hacer que ese momento sea algo memorable y especial.

Lo mismo sucede con el sexo, las mujeres esperan más que simplemente las lleves a la cama y le hagas el amor.

En ocasiones está bien hacer eso pero el problema está cuando es muy repetitivo.

Es por eso que el detalle de cubrir la cama con algunos pétalos de rosas o poner algo de música sensual, así como algunos juegos previos o hasta decirle un poema sensual como este:

“Quiero cubrir tu cuerpo con besos de miel,

Quiero abrigar tu cuerpo  con el manto de mi piel…

Quiero que mires mis ojos que brillan como las estrellas cuando pienso en ti”

Inicia este poema de esta manera:

: Hay algo que quiero hacer…

Ella: ¿Qué es?

: Quiero cubrir… (Dices el poema de arriba)

Luego la besas tiernamente y susurras en su oído lo siguiente:

“Quiero hacerte el amor contigo aquí y ahora”.

Mientras la brazas tiernamente y le das un delicado y sutil beso en la mejilla, recuerda mirarla a los ojos con los labios entre abiertos como deseando probarla…

Tu postura debe ser erguida pero relajada, que transmita seguridad y fuerza, ¡tú controlas la situación!

Sé creativo, sal de la rutina, sorpréndela, descúbrela.

3. Lento es mejor

No te preocupes por hacerla llegar rápido al orgasmo, es mejor ir despacio, explora su cuerpo, cúbrela de besos como dice el poema.

Mírale a los ojos y haz de cada beso o caricia algo especial, las mujeres sienten ese tipo de conexión y encuentran irresistible ese tipo de hombres.

Cuando logras sumergirla en un mar de emociones y deseo, te será más fácil hacerle llegar al orgasmo.

4. Comunícate

Ten una charla sincera con tu pareja y pregúntale qué es lo que más disfruta y que no tanto, así podrás mejorar tus estrategias y disfrutar más, sé abierto y sincero.

Siempre demuestra seguridad, las mujeres sienten atracción por alguien decidido y firme. Hazle sentir especial en cada beso y caricia. Concéntrate en lo que haces y simplemente disfruta, déjate llevar y hazlo con pasión.